Café verde con Mate
Permalink

0

Café verde con Mate

Amigos de CafeVerdeWeb, hoy os traemos la forma de tomar café verde con mate. ¿Por qué privarnos de los beneficios o del placer de disfrutar de dos infusiones estupendas pudiendo tomar ambas? Incluso si eres aficionado al mate, el toque que le da el café verde es interesante.

Pero como en todo, comencemos por el principio, contando un poco sobre la hierba o yerba mate, puesto que muchos de nuestros lectores no sabrán de qué estamos hablando o tal vez no tengan claro alguno de los beneficios que aporta a nuestro organismo.

HISTORIA DEL MATE

Tampoco queremos entrar en demasiados detalles, puesto que nuestra intención es mostraros algunos beneficios y sobre todo, los modos de conjugar el café verde con el mate, pero aquí va un poco de información.

La yerba mate (Ilex paraguariensis) es una planta arbórea que consumían originariamente los indios guaraníes de distintas zonas de Brasil, Paraguay o Argentina. Estas personas conocían el mate como “caa-mate” donde en guaraní “caa” significa hierba y “mate” proviene de la época quechua, donde “mati” se llamaba a la calabaza con que tomaban esta rica infusión.

Se trata de un árbol que en plantaciones controladas no suele alcanzar demasiada altura, si bien en zonas salvajes llegan a medir hasta 14 metros. Son sus hojas de unos 11 centímetros de largo y de un color verde cafe verde con mateoscuro, las que se recolectan, secan, se pueden tostar ligeramente y se trituran para consumir de distintas formas. La más habitual en la actualidad es en infusión, aunque los antiguos guaraníes simplemente mascaban la hoja.

El cultivo de yerba mate, de manera organizada, requiere de zonas tropicales o al menos subtropicales, con elevada humedad ambiental y bastante lluvia, siendo los mayores productores de mate a nivel mundial y por este orden, Argentina, Brasil y Paraguay, aunque también se consume de modo habitual en otros países como Uruguay, Bolivia, Chile y hasta en Siria, grandes importadores de este producto.

BENEFICIOS DEL MATE

Son muchos y variados los beneficios que puede ofrecer esta infusión a nuestro cuerpo, pese a la creencia  que considera que sólo se trata de una tradición, costumbre o momento de placer para disfrutar sólo o acompañado. Veamos algunos de ellos:

  • Destacado poder estimulante: Al igual que el café, el té u otros alimentos, el mate contiene cafeína, un alcaloide estimulante del sistema nervioso y que elevará la actividad de nuestro organismo. Después veremos que este punto no es bueno en todos los casos, convirtiendo el mate en una bebida no recomendada, por ejemplo, para personas hipertensas. También cabe recordar, y como curiosidad, que mucha gente cree que el mate tiene mateína y el té teína, un error común, ya que estudios han demostrado que todos estos alimentos tienen el mismo alcaloide, la cafeína.
  • Una buena ayuda en tu sistema circulatorio: Sin duda el mate te ayudará en todo el tema cardiaco, tiene aminoácidos y antioxidantes que diversos estudios demuestran que son beneficiosos en la lucha contra la grasa que se acumula en las arterias. Buen aliado de este modo en la lucha contra el colesterol malo y sin embargo buena ayuda en la producción de colesterol bueno.
  • Capacidad antioxidante: Lo que traducimos en un excelente aliado a la hora de disimular lo efectos de paso del tiempo en nuestro cuerpo. Retrasar el envejecimiento de nuestras células, limpiar nuestra sangre e incluso algunos médicos dicen que un alimento positivo a la hora de prevenir el desarrollo de algún tipo de cáncer, si bien este último punto es cuestionable, puesto que otros estudios dicen que tomar de manera habitual y prolongada mate, aumenta las probabilidades de sufrir alguna enfermedad oncológica.
  • Favorece una buena digestión: El mate es un complemento que estimula la producción de ácido gástrico y bilis, participantes imprescindibles a la hora de realizar una buena digestión tras una comida. También actuará de buena manera a la hora de expulsar los desechos, es conocida la propiedad laxante de la yerba mate.
  • Ayuda a nuestro sistema inmunológico: Fortalece y protege nuestro organismo contra agresiones de diversas clases, una buena ayuda para evitar enfermedades diversas.

Recordar también que existen algunas contraindicaciones y grupos de personas que no deberían tomar mate:

  • Podría provocar acidez gástrica en algunas personas, sobre todo si se toma de manera diaria y en gran cantidad.
  • No recomendada para hipertensos, puesto que el contenido en cafeína afectará a la tensión arterial.
  • En el caso de tener un hígado enfermo o simplemente delicado no se recomienda en consumo de mate.

Hemos visto algunos apuntes sobre la hierba o yerba mate, pero vamos a lo importante para nuestro espacio, cómo conjugar café verde con mate y así beneficiarnos de ambos productos.

 CAFE VERDE CON MATE

La forma de preparación es variada, pero en esta entrada os mostramos  tres maneras distintas de preparar nuestra rica infusión de café verde con mate.

Antes me gustaría confesaros que no somos expertos en la preparación de mate, por lo que os rogamos nos perdonéis aquellos errores que podamos cometer. Lo hacemos con mucho cariño y debido al gran grupo de seguidores que tenemos que consumen mate.

1- Preparando una infusión de café verde previamente y cebando el mate con este agua en nuestro termo o pava.

Esta preparación requiere algo más de tiempo, pero a mi modo de ver es la mejor forma de extraer el ácido clorogénico de los granos de café.

  • Prepararemos la infusión de café verde como solemos hacer, añadiendo al agua hirviendo la cantidad de café verde que queramos preparar, dejamos unos diez minutos al fuego y cinco minutos más de reposo fuera del calor.
  • Vertemos la infusión de café verde, después de separar los granos del agua, en el termo con que habitualmente cebamos nuestro mate.
  • Rellenamos la calabaza o el recipiente que tengamos para tomar mate con 3/4 partes de yerba mate. Recordad que si se trata de una calabaza nueva hay que curarla antes de preparar el primer mate (si no sabéis cómo se hace dejádmelo en los comentarios y lo explicamos con gusto).
  • Tapamos el mate por su parte superior y le damos la vuelta agitándola con energía, con la intención de mezclar las hojas, palos y polvo, y así evitar que al introducir la bombilla ese polvillo nos tape los orificios de la misma o dé un sabor demasiado amargo a nuestro matecito. Intentaremos dejar la yerba mate tirada hacia un costado formando una rampa, y en ese punto podemos introducir la bombilla o hacerlo más tarde.
  • A continuación cogemos nuestro termo, y tras asegurarnos de que el agua no está muy caliente, unos 40ºC serán estupendos (para bajar la temperatura del agua podemos usar la tapa del termo) echaremos un poco de infusión de café verde por la parte baja de la rampa. A este proceso se le conoce como cebar. Con esto comenzaremos a infusionar nuestro mate por la parte baja y lo más importante, sin quemar la hierba y así evitar que coja mal gusto.
  • Tras esperar sobre 1 minuto ya sólo restará completar de cebar el mate con la infusión de nuestro termo, esta vez a mayor temperatura, unos 80ºC estaría perfecto. Igualmente por la parte baja de la rampa, por donde hemos introducido la bombilla, para así dejar hierba seca y poder disfrutar de nuestra infusión por más tiempo.

2- Añadiendo café verde triturado a nuestro mate.

  • Comenzamos calentando agua en un cazo o en una pava, como se le conoce en muchos lugares a la tetera o caldera. No importa si alcanza el punto de ebullición.
  • Preparamos la yerba mate en nuestra calaza como decíamos en nuestra explicación anterior, rellenando algo menos de unas 3/4 partes del mate. En este paso añadiremos 1 o 2 cucharadas de café verde triturado a la yerba.café verde con mate
  • Tapamos el mate con la mano, lo giramos, y lo agitamos de manera enérgica para así mezclar los componentes de la yerba y el café verde. Dejamos la mezcla tirada hacia un costado formando una rampa.
  • Cogemos un poco de agua del termo o pava, le bajamos la temperatura a la mitad (unos 40ºC) y cebamos una pequeña cantidad por la parte baja de la rampa. Comenzaremos a infusionar la mezcla sin quemarla y así evitar que nos salga un sabor demasiado amargo.
  • Tras pasar un minuto nuestro mate estará listo para terminar de cebar, añadiremos esta vez agua a mayor temperatura, unos 80ºC estará bien, y haciéndolo igualmente por la parte de la bombilla, dejando yerba seca en el otro costado del mate.

3- Añadiendo granos de café verde a nuestro mate.

Este es el modo más sencillo de preparar café verde con mate, pero a mi modo de ver también es la forma menos recomendable a la hora de extraer el ácido clorogénico de los granos de café.

Quizás debería ser el modo de preparación para aquellas personas que no desean demasiado sabor de café verde en su mate o simplemente toman esta infusión por gusto y no necesitan aprovechar el ácido clorogénico del café.

Para ello sólo debemos añadir a nuestro mate unos cuantos granos de café verde antes del proceso de cebado,sin olvidar agitarlo para mezclar los componentes.

Recordad también que el mate con café verde podemos tomarlo amargo o dulce. La primera opción será sin duda más sana a la hora de perder peso, puesto que casi cualquier edulcorante aportará calorías a nuestro organismo. ¡Ah! siempre podemos recurrir a la stevia, una planta que nos dará la dulzura que buscamos y con cero calorías, eso sí, cambiará el sabor de nuestra infusión a diferencia de otros edulcorantes.

Dejad en vuestros comentarios preguntas, dudas o simplemente vuestras anotaciones o correcciones para seguir mejorando nuestro espacio. Contamos con un grupo excelente de lectores, la familia de CafeVerdeWeb crece y eso nos enorgullece.

Invitaros también a que os paséis por nuestro canal de YouTube y redes sociales, agradecemos toda suscripción y manita arriba en nuestros videos, nos sirve de ayuda para seguir creando.

Café verde con Mate 4.50/5 (90.00%) 6 votes

Deja un comentario

Required fields are marked *.