Dieta Flexitariana. Una dieta natural y saludable
Permalink

0

Dieta Flexitariana

   Seguramente sea la primera vez que escuchas este nombre “dieta flexitariana”. Esta dieta proviene (como casi todo) de los EEUU. Promete ayudar a bajar esos kilos que nos sobran y mejorar la salud (también como casi todas). Analicemos cuánto hay de verdad en sus promesas.

¿Qué es la Dieta Flexitariana?

   Se podría resumir como una dieta vegetariana, pero flexible con el consumo de carne y pescado. Lo que “a priori” parece una contradicción, resulta un poco más coherente una vez nos adentramos en los fundamentos de esta dieta. Al sustituir la carne roja por carnes más magras como pueden ser las del conejo o el pollo, o incluso diferentes tipos de pescado, consiguiendo de este modo reducir las grasas saturadas características de este tipo de carne. Además, este consumo de carne o pescado de manera más bien esporádica, se alterna con un abundante consumo de vegetales, legumbres, frutas y cereales. Para paliar el déficit de proteína que pudiera tener nuestro cuerpo al reducir la ingesta de proteínas animales, la dieta flexitariana incluye también fuentes de proteínas vegetales como son el tofu, seitán o tempeh. De este modo, se define como una dieta saludable y ligera, idónea para desintoxicar el organismo y ayudarnos a alcanzar el equilibrio tanto en peso como en salud. Veamos los beneficios que dice aportar este tipo de dieta.

dieta flexitarianaBeneficios de la Dieta Flexitariana

  • Los alimentos que abundan en este tipo de dieta son ricos en grasas insaturadas y bajos en grasas saturadas. Las grasas insaturadas son conocidas como “grasa buena”, ya que reduce los niveles de colesterol en sangre, siendo unos buenos aliados de nuestro corazón.
  • Con esta alimentación, recibimos un alto número de fibra y de antioxidantes. La fibra favorece la sensación de saciedad, previene el estreñimiento, ralentiza la absorción de la grasa ingerida y previene ciertas enfermedades intestinales, entre otros beneficios. A su vez, los antioxidantes nos ayudan a liberarnos de los temidos radicales libres, ralentizando o previniendo la aparición de ciertas enfermedades, y retrasando los signos del envejecimiento.
  • Suele abundar en la ingesta de hidratos de carbono complejos, que a diferencia de los simples, tienen un mayor valor nutritivo y no aumentan rápidamente los niveles de azúcar en sangre, teniendo por tanto un bajo índice glucémico .
  • Todo ello redunda en efectos positivos para la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades, como las cardiovasculares, la diabetes, diferentes tipos de cáncer o la obesidad.
  • Para alguien que siga una dieta “tradicional” y desee probar con una dieta vegetariana, o al contrario, alguien que esté cansado de un estilo de vida vegetariano y quiera volver a una dieta “omnívora”, puede ser un paso natural y saludable, en la manera que aúna parte de ambas dietas desde un punto de vista flexible y transitorio.
  • Al ser un cambio de hábito, más que una dieta en sí misma, eliminamos el temido “efecto rebote”. Los efectos se comienzan a notar a los 15 días de realizar la dieta.
  • No es una dieta que requiera un sacrificio excesivo, ya que no se pasa hambre sino que se sustituye unos alimentos por otros.

Modelos de recetas Flexitarianas

Para hacernos una idea de en qué consistiría una dieta flexitariana, os vamos a dejar este enlace donde profundiza en este tema, incluyendo información, muchas recetas y consejos.

 

Dieta Flexitariana 5.00/5 (100.00%) 3 votes

Deja un comentario

Required fields are marked *.