Leche de almendra. Mejora aún más tu café verde diario
Permalink

0

Leche de almendra. Mejora aún más tu café verde diario

   Cada vez se descubren más personas a las cuales el consumo de la leche de vaca les produce malestares o inflamación, o siendo incluso intolerantes a la misma. Hay cierta controversia en el mundo científico sobre los beneficios o perjuicios de consumir leche, como podemos apreciar si visitamos el siguiente enlace de la revista “Discovery DSalud“. Podría ser que la industrialización a la que se somete la obtención de la leche, la alimentación que llevan las vacas etc. esté convirtiendo un producto que desde siempre creímos que era básico, en un producto que lejos de ser beneficioso, nos perjudica. De hecho, sólo hay que dar una vuelta por cualquier supermercado para ver la tendencia creciente de promocionar alimentos libres de lactosa, o leches vegetales, como la leche de soja, leche de arroz… Y cuando los grandes supermercados (que invierten cantidades tremendas de dinero en estudiar los hábitos de consumo de los clientes) se esfuerzan en competir por vender estos nuevos productos, es símbolo inequívoco de que la gente se preocupa cada vez más en buscar otras opciones que sustituyan a la leche de vaca.  Nosotros nos vamos a centrar hoy en la leche de almendra, ideal para acompañar nuestras tazas de café verde.

¿Qué es la leche de almendra?

   La leche de almendra es un líquido blanco obtenido de las propias almendras. Posee una densidad alta, muy similar a la leche condensada, por lo que normalmente se suele diluir en agua. El sabor de la leche de almendra difiere mucho del de la leche de vaca, siendo su sabor parecido a la nuez, aunque este punto es muy relativo y depende de los gustos de cada un@. Históricamente su uso conocido data de al menos la Edad Media (puedes consultar más sobre su historia en la gran Wikipedia). Sus beneficios son muchos y variados como veremos a continuación.leche de almendra

Beneficios de la leche de almendra

  1. Su sabor es diferente al de la leche de vaca: Aún no siendo el más importante, lo enumeramos el primero. Para las personas a las que el sabor de la leche tradicional no les resulta agradable, tienen de este modo una opción destacada, ya que como hemos dicho antes, su sabor difiere por completo.
  2. Es un alimento rico en fibra: Mejora así las condiciones gastrointestinales, al favorecer la digestión.
  3. No contiene ni gluten ni lactosa: Esto hace que sea apta para personas celiacas o con intolerancia a la lactosa.
  4. Es baja en sodio: Pueden consumirla personas que sigan una dieta baja en sodio (hipertensión, retención de líquidos, insuficiencia renal…).
  5. Es rica en minerales como potasio, fósforo y calcio: Ideal para prevenir la aparición de la osteoporosis, y para controlar los niveles de colesterol en sangre ayudando al sistema cardiovascular.
  6. Es totalmente natural: Incluso podemos obtenerla nosotros mismos en casa a partir de almendras (después explicaremos cómo). Así evitamos que contenga conservantes o aditivos. No necesita siquiera refrigerarse, puede estar a temperatura ambiente sin perder las propiedades.
  7. Tiene menor aporte calórico que la leche de vaca: Incluso que la leche desnatada, por lo que es ideal para adoptarlo en dietas hipocalóricas o que deseen adelgazar.

Contraindicaciones de la leche de almendra

  • Como resulta obvio, debe ser evitadas por personas alérgicas a los frutos secos.
  • En la leche de almendras que compramos ya preparada, hay que leer los valores nutricionales, para comprobar si en su preparación han usado edulcorantes o aditivos que no deseemos. Sería una lástima no aprovechar las ventajas que ofrece un producto que podemos fabricarlo de manera natural al no darnos cuenta de esto.
  • La leche de almendras tiene una concentración de proteínas mucho menor que  la leche de vaca (1 gramo por cada taza frente a los 8 gramos de la leche de vaca), por lo que nutricionalmente hablando, debe tenerse en cuenta para compensarse con otros alimentos.
  • Los pediatras no suelen recomendar el consumo de frutos secos en niños menores de 2 o 3 años, por el riesgo a aparecer reacciones alérgicas.

   Como todos los consejos que damos en esta página, recomendamos su consulta con un médico especializado para evitar cualquier problema ante la más mínima duda.

¿Cómo preparar leche de almendra de manera natural?

Podemos preparar nuestra propia leche de almendra de manera muy fácil. Os ponemos un vídeo de YouTube donde lo explican a la perfección. ¡Esperamos que os sea de ayuda!

Leche de almendra. Mejora aún más tu café verde diario 4.17/5 (83.33%) 6 votes

Deja un comentario

Required fields are marked *.