Algunos mitos en el deporte, ¿realidad o ficción?
Permalink

0

Algunos mitos en el deporte, ¿realidad o ficción?

    Vivimos rodeados de medios de comunicación, redes sociales o maquinitas inteligentes que nos informan de prácticamente todo lo que necesitemos saber, aunque en muchos casos, sólo necesitamos tener a nuestro lado a algún familiar o amigo que sabe o al menos, cree que sabe, de absolutamente todo. En lo que a deporte o ejercicio se refiere, estamos en la misma situación, escuchamos cantidad de frases, dichos o creencias que pueden ser reales o falsas. Aquí os dejamos algunos mitos en el deporte, así como curiosidades que seguro os interesarán.

MITOS SOBRE EL DEPORTE, ¿REALIDAD O FICCIÓN?

  1. ¿Aumenta el apetito al hacer deporte?: pues he de deciros que hay casos en los que si mitos en el deportey sorprendentemente casos en los que no. Pese a lo que cabría esperar de manera lógica, estudios demuestran que hacer deporte no siempre aumenta la sensación de hambre. Cuando corremos nuestro cuerpo aumenta la sensibilidad a una hormona llamada Leptina, que es una hormona que sueltan nuestras células de grasa e informan que se deje de comer. Aparte de esto, cualquier actividad física aumenta la amilina en sangre, minimizándose así el apetito. En otros casos, al finalizar el ejercicio y más en personas que hacen cortas o suaves sesiones, se tiene verdadera gula, si bien nuestro cuerpo alcanza la sensación de llenado con mucho menos alimento que si no hubiésemos hecho ejercicio previo.
  2. Si bebes agua con azúcar, ¿desaparecen las agujetas?: cuándo realizamos ejercicio, y más sin somos personas primerizas en esta faena o nos pasamos con la dureza de la sesión, nos aparecen los típicos dolores musculares que llamamos agujetas. Desde que nuestra madre nos mandaba al colegio, creíamos en la idea de tomar un vaso con agua azucarada y quizás en algún caso un poco de zumo de limón para calmar esos molestos dolores. Pues bien, siento deciros que el único beneficio que nos aporta, es el agradable sabor a limón si al menos hemos exprimido a nuestro amigo amarillo. Las agujetas son un daño al músculo, y no se deben a la formación del ácido láctico, como popularmente se cree. Ya sabéis, si no queréis agujetas, lo más importante es calentar y estirar tanto antes como después del ejercicio, empezar suave y de manera progresiva.
  3. ¿Sudar adelgaza?: sudar sólo es la pérdida de líquidos, no estamos eliminando grasas por nuestros poros al sudar. Obviamente cuando sudamos, estamos perdiendo algo de peso, pero esto no es real, necesitamos hidratarnos y al primer vaso de agua que ingiramos, ya estaremos reponiendo esos gramos perdidos. La sudoración no deja de ser un mecanismo para mantener la temperatura corporal adecuada. Cuando hacemos ejercicio, activamos todo nuestro organismo y este alcanza una mayor temperatura, pues bien, con la sudoración controlamos esos grados de más, y ese proceso de enfriamiento hace que nuestro cuerpo queme algunas calorías al ponerse en acción. Resumiendo, sudar no adelgaza por el hecho de perder líquido, sino que se queman algunas calorías cuando nuestro cuerpo mantiene la temperatura corporal idónea.
  4. ¿Se queman más calorías por la mañana que en cualquier otro momento del día?: la realidad es que se queman las mismas calorías de mañana que a cualquier otra hora del día. Por las mañanas, si nos ejercitamos, nuestro rendimiento será inferior ya que la temperatura de nuestro cuerpo está más baja que en horas posteriores, si bien, al ejercitarnos después de un desayuno ligero y puesto que nuestro estómago está medio vacío, tomaremos la grasa de nuestras reservas para convertirlas en energía, por lo que será más efectivo este ejercicio en lo que a perdida de peso se refimitos sobre el deporteere.
  5. Cuando dejamos de hacer ejercicio ¿se convierte nuestro músculo en grasa?: la grasa y los músculos están formados por tejidos de distinto tipo, por lo tanto esta afirmación no puede ser real. Se llega a esta falsa creencia porque nuestros músculos cuando dejamos de utilizarlos pierden firmeza, aparte, si no hacemos ejercicio, deberíamos comer más sano o dejar de comer tanto como antes si queremos conservar el mismo físico, cosa que no se hace.
  6. ¿Perderé mi barriga si hago muchos abdominales?: la lógica de muchos dice que sí, es decir, machaco la zona que quiero bajar y seguramente lo consiga. Siento deciros que esto no es así, los abdominales son músculos y si los ejercitamos, lo único que conseguiremos será que ganen volumen y se pongan más fuertes. Si realmente queremos bajar la barriga, es decir, perder ese volumen, la base de nuestra actividad debería ser el ejercicio aeróbico. Quemaremos calorías, eliminaremos la grasa del cuerpo y sólo así, podremos dejar al desnudo nuestros maravillosos abdominales para lucir de cara el veranito.

    Aquí os hemos mostrado algunos de los mitos que acompañan siempre a las tertulias de gimnasio o simplemente habréis escuchado de boca de algún conocido. Como en todo, la duda es posible, lo que debemos es informarnos bien y ser personas curiosas.

¡Puntúa este post!

Deja un comentario

Required fields are marked *.