Saltar a la comba, vuelven los ejercicios de toda la vida
Permalink

0

Saltar a la comba, vuelven los ejercicios de toda la vida

   Cada vez hay una proporción mayor de personas que deciden “actualizarse” a la hora de practicar un ejercicio moderado para tratar de mantenerse en forma. Entrecomillo lo de actualizarse, porque si nos fijamos bien, la mitad de estos nuevos ejercicios son pequeñas modificaciones (si es que varían algo) de ejercicios de toda la vida. Éste es el caso del ejercicio que aquí os proponemos hoy: Saltar a la comba.

Beneficios de saltar a la comba

   En algunos países se conoce a esta actividad como “salto a la soga” o “salto a la cuerda“. Está extendido por todo el mundo debido a lo económico que resulta su práctica y a que es un ejercicio capaz de trabajar la parte superior e inferior del cuerpo al mismo tiempo. Por esos mismo, es usual que el salto a la comba esté presente en muchas fases de calentamiento de otros ejercicios. Os vamos a señalar algunas de los beneficios que ofrece este tipo de ejercicio:

  • Alta quema de calorías: es un ejercicio aeróbico que consigue quemar un alto número de calorías. De hecho, 10 minutos saltando a la comba con una intensidad moderada, puede suponer en una persona de unos 60 kilos más de 100 calorías. Para calcular las calorías que consumen las diferentes actividades que podemos realizar os recomendamos visitar esta página, donde incluye una calculadora de calorías muy interesante.
  • saltar a la comba

    Imagen cortesía de Aleksa D. en FreeDigitalPhotos.net

    Implica tanto el tren inferior como la parte superior del cuerpo: Este ejercicio ayuda a tonificar los glúteos, caderas y piernas. Pero además, fortalece la espalda, los abdominales, el pecho, los hombros y los brazos. ¿Qué más se puede pedir?

  • Mejora el equilibrio y la agilidad: El salto a la comba obliga a nuestro cuerpo a adaptarse y mejorar la coordinación manos-ojos-pies, la flexibilidad, el sentido del equilibrio y el control corporal.
  • Fortalece el sistema cardiovascular: Es un ejercicio que aumentará nuestra resistencia cardiovascular.
  • Es barato y sencillo de ejecutar: Únicamente necesitaremos ropa deportiva, una cuerda y un lugar espacioso.
  • Se pueden emplear técnicas de HIIT: Este ejercicio permite el empleo de las rutinas de HIIT, que harán que se incremente el consumo calórico y que se adapte a cualquier nivel de actividad.

Consejos para saltar a la comba

   A pesar de lo sencillo que es saltar a la comba, te ofrecemos unos consejos básicos para que vayas tomando nota y empieces a saltar como si de Rocky Balboa se tratase:

  • No te desesperes: Este ejercicio como hemos señalado antes, requiere de coordinación y equilibrio, aspectos en los que verás incrementados cuando comiences a saltar a la comba. Pero no debes caer en la desesperación si al principio ves que te cuesta mantenerte sin darte latigazos en el culo, o si sólo puedes saltar varias veces seguidas. ¡Date un oportunidad! En breve serás capaz de saltar durante minutos sin pestañear.
  • Usa ropa adecuada: Es necesario que vistas ropa deportiva cómoda, y unos zapatos adecuados. No vale con ir en vaqueros o descalzos.
  • Elige un lugar amplio donde estés agust@: Sólo necesitas un sitio donde no rebote la cuerda ni en el techo ni en los laterales. Dependerá de la temperatura que haga en ese momento para que elijas si practicar el salto a la cuerda en un espacio cerrado o al aire libre.
  • Calienta bien antes de comenzar: Aunque hemos dicho que muchas personas usan la comba para calentar, antes de empezar a saltar es recomendable que hagas estiramientos sin moverte, calentando las rodillas, tobillos y codos principalmente, y así aseguras que no te provoque una lesión.
  • PON MUCHA ATENCIÓN EN LA TÉCNICA CON LA QUE SALTAS: Como verás te he puesto este apartado en mayúscula, y es porque creo que es lo más importante que debes saber. Para saltar la cuerda debes prestar atención a la colocación de la espalada, las piernas y la postura en general. Debes mantenerte erguid@ mirando al frente, con la espalda recta y las piernas ligeramente flexionadas. Hay que saltar con las puntas de los pies, pero sin realizar los saltos excesivamente altos. De todas formas, como seguro te será más fácil verlo, te dejo un vídeo de YouTube explicando los pasos.

Contraindicaciones de saltar la comba

   Aunque sea un ejercicio fácil y sencillo, hay que señalar que puede resultar ligeramente lesivo si la superficie del suelo donde lo practicamos no es blanda y no usamos un zapato adecuado. Esto es debido a los impactos que sufren las articulaciones con cada salto (más aún en personas especialmente pesadas). Por eso recalcamos tanto la postura a adoptar como el uso de material adecuado. Aún así, en una persona sana y usando los medios adecuados, creemos que este ejercicio es muy beneficioso. Esperamos haber hecho que os pique la curiosidad y deseamos que nos mandéis vuestros comentarios.

Saltar a la comba, vuelven los ejercicios de toda la vida 1.16/5 (23.13%) 32 votes

Deja un comentario

Required fields are marked *.