STEVIA, un excelente edulcorante natural.
Permalink

0

STEVIA, un excelente edulcorante natural.

   Cada día salen nuevos productos al mercado con propiedades casi mágicas. Prometen ayudarte a adelgazar, darle un sabor maravilloso a tus comidas, subirte el ánimo casi con mirar el envase y un sinfín de promesas más…

   Pues bien, hace no mucho empezó a sonar el nombre de un producto que cumple con todas esas promesas, la STEVIA, aunque su uso se remonta a varios siglos atrás, puesto que los indios guaraníes de Sudamérica ya la consumían.

¿PERO QUE ES LA STEVIA?

   ¿Es un producto nuevo? ¿Se trata de algo natural o es sintetizado en un laboratorio? ¿Es beneficioso para mi salud consumir Stevia? Seguro que nos surgen cientos de preguntas respecto a ella, ¿verdad? Quizás sea útil empezar por saber qué es, cómo se produce y qué nos puede aportar su consumo.

   La Stevia es una planta, exactamente un arbusto de hoja perenne, que suele rondar entre los 70 y los 90 centímetros de altura. Es originaria de América del Sur y su nombre científico es “Stevia Rebaudiana Bertoni”.

  Como decíamos con anterioridad, los indios guaraníes la solían consumir ligada a otra planta, la yerba mate, cuyo sabor amargo es bien característico. Estaríamos así ante el primer edulcorante natural utilizado por el hombre.

   Es decir, muchos de nosotros llevamos toda una vida inmersos en la ignorancia respecto al mundo de los edulcorantes naturales y ahora nos damos cuenta. Bueno, nunca es tarde ¿cierto? Además, todavía estamos a tiempo de desquitarnos y empezar a llenar nuestras vidas de ¡Stevia!

   Si nos remontamos un poco más hacia estos tiempos en los que nos encontramos, podemos decir que se saben muchas cosas de la Stevia, y que está demostrado que posee una gran variedad de beneficios para la salud que convierten a esta planta en una firme candidata para habitar nuestras zonas verdes, ya sea jardines, campos, o macetas en nuestras ventanas y balcones.

BENEFICIOS DE LA STEVIA

  1. Empezaremos por decir lo más obvio, es una planta que nos endulza la vida. Podemos agregarla a nuestras infusiones, cafés (ya sea café verde o del tostado), nuestros dulces caseros si nos gusta realizar repostería, etc. Allá donde queramos dulzor, la Stevia será bienvenida. La stevia en su forma natural, es decir, las hojas, es quince veces más dulce que el azúcar, llegando a trescientas veces más dulce si es su extracto lo que empleamos, con su forma en polvo blanco.
  2. Es altamente recomendable para aquellas personas que padecen de diabetes, pues los expertos dicen que no afecta a los niveles de azúcar en sangre y mejora la tolerancia de glucosa.
  3. Resulta el aliado perfecto si nos decidimos a empezar una dieta y queremos restringir el consumo de dulces. Como la parte más dulce de la planta son sus hojas, podemos hacernos con una planta y, luego de lavar bien las hojitas, masticarlas. Tendremos nuestro dulce al mínimo coste para nuestro peso, ya que se sabe que su índice calórico es ínfimo en comparación con el azúcar. Además evitaremos tentaciones, puesto que ayuda a bajar esos malditos niveles de ansiedad que se nos disparan a veces y nos hacen pecar, saltándonos la dieta y dejándonos atrapar por la tentación de un maravilloso e hipercalórico dulce…
  4. Por extensión a lo anterior, hemos de decir que tiene casi 0% de calorías.
  5. También esta recomendada para aquellas personas que deban controlar su tensión arterial al ser una planta buena para la circulación sanguínea y todo lo relacionado con ella. ¡Ah! Y en la reabsorción de grasas también. La stevia es un buen hipotensor y cardiotónico, a la par que vasodilatadora.
  6. Si somos de esas personas con problemas de pesadez de estómago después de las comidas, no estaría mal consumir habitualmente un poco de Stevia para aliviar nuestro organismo y sentirnos mejor. Tiene una magníficas propiedades diuréticas que nos ayudará a limpiar toxinas.
  7. Si nos encontramos con las defensas bajas y algún afta nos está dando la lata dentro de nuestra boca, o nos encontramos luchando con

    stevia

    algún tipo de hongo en nuestro organismo, ahí esta nuestra nueva mejor amiga, la Stevia, con su propiedad antimicrobiana, para echarnos un cable con el tema.

  8. Ya por si fuera poco, esta increíble planta, ayuda a que las compañeras de jardín que se encuentran a su alrededor crezcan más y más sanas; así que si tienes un pequeño huerto, jardín o balcón donde sacas adelante tus plantitas para infusiones, para la cocina o bien simplemente ornamentales, te vendrá de perlas hacerte con una planta de Stevia.
  9. La stevia no contribuye a la aparición de caries, como sería el caso del azúcar común, es más, se cree que esta planta detiene la aparición de plaquetas en nuestros dientes.
  10. Es muy válida en el tratamiento de la fatiga en general y los estados de ansiedad.

  Cabe recordar, que dado que el poder edulcorante que posee es muy alto, si nos decidimos a consumirla, lo hagamos en pequeñas cantidades. Todo depende de su preparación y presentación, pero es mucho más dulce que el azúcar, y su gusto y sabor tienen mayor durabilidad en el tiempo.

   Los modos en los que nos podemos encontrar este producto para el consumo son variados, desde la planta en sí misma, a pequeños sobres con la cantidad justa para una taza de té que suele estar tratado y convertido en un polvo blanco, que recuerda mucho en la presentación a otros edulcorantes como pueden ser la sacarina y similares. Y hasta el líquido, donde una o dos gotas de Stevia endulzan un buen café.

   Sobre las contraindicaciones de esta planta, no se han demostrado de manera concluyente, siempre que el consumo diario sea el recomendado. Todo en exceso es malo.

   ¿Dónde podemos encontrar Stevia para nuestro consumo? Pues si lo que queremos es una planta, probad suerte en viveros, invernaderos, o vendedores ambulantes que seguramente monten su puesto uno o dos días en semana en algún mercado que tengáis cerca de casa. Si ya preferís comprar la Stevia preparada para consumo, la encontaréis en herboristerias, supermercados y centros especializados.

   Recordamos, que si surgiese cualquier problema relacionado con el consumo de este edulcorante, debemos consultar a nuestro médico de cabecera, aunque por aquí nos teneis para ayudaros en todo lo que podamos. Somos amantes de la naturaleza y nos fascina consumir productos naturales, ¡os animo a probar la stevia y a contarnos tu experiencia!

¡Puntúa este post!

Deja un comentario

Required fields are marked *.